Hoy 9 de agosto es el Coworking Day. Desde Granada CoWOKing se quiere sumar a la celebración mundial a través de este post un poco especial. En todo el mundo hoy se están celebrando eventos y publicando contenidos al efecto. Es algo así como su cumpleaños.

En este post queremos realizar una reflexión sobre lo que ha supuesto la cultura coworking para la transformación de espacios de trabajo y la forma en que las personas colaboran y trabajan. Queremos conectar esa transformación del movimiento con la fantástica obra de Daniel H. Pink “Una nueva mente”.

En este libro Pink defiende la necesidad para los profesionales y empresas de Estados Unidos y Europa de desarrollar nuevas competencias para sobrevivir a la triple A (Automatización, Abundancia y Asia). Nos enfrentamos a un contexto en el que las máquinas cada vez hacen más parte del trabajo, tenemos de todo y con la competencia en costes de China, Rusia, India,… La era de la información ya ha pasado, estamos entrando en la era conceptual. Ya no es suficiente la eficiencia, capacidad lógica y tecnológica. Por supuesto siguen siendo imprescindibles pero el plus se consigue con nuevas competencias basadas en la creatividad, empatía y visón global.

 

 

El lado izquierdo del cerebro hace el trabajo racional, el lado derecho es la parte emocional. Haciendo un paralelismo el autor compara el desarrollo que nos ha brindado las eras industrial y de la información con el lado izquierdo del cerebro, la parte racional que nos ha hecho comportarnos de manera eficiente y productiva, y ha posibilitado el increíble desarrollo tecnológico del que disfrutamos. El lado derecho es el que puede aportar diseño, historias, belleza y visión global. Habla el autor de los seis sentidos a desarrollar si queremos triunfar en este nuevo mundo: diseño, narración, sinfonía, empatía, juego y sentido.


Es un resumen atropellado del libro pero no me quiero extender más en esta parte. Hoy es el día del Coworking y hay que darle todo el protagonismo. En los espacios y maneras de trabajar también se empieza a evidenciar la necesidad de desarrollar la parte derecha. El lado izquierdo nos ha llevado a tener espacios de trabajo y empresas distribución lógica de departamentos, organigramas, sistemas para el cumplimiento de horarios, reclutadores, teletrabajo, outsourcing,… No va con tono negativo ni crítico y muchos de estos factores son y seguirán siendo necesarios en las organizaciones. Sin embargo, distintas fuerzas han ido evidenciando otras necesidades. Los propios trabajadores independientes, responsables de recursos humanos y emprendedores han empujado la evolución del concepto de oficina y de la colaboración profesional. Además, las políticas retributivas referenciadas sólo a factores monetarios tampoco son suficientes en muchos casos para mantener la motivación, felicidad y compromiso. De nuevo el lado derecho del cerebro llamando a la puerta.

 

coworking granada

El movimiento crece y crece alimentado de esas inquietudes. Los retos a los que se enfrentan las empresas exigen cada vez más innovación y diferenciación. Para el desarrollo de capacidades creativas, empáticas y de visión global, es clave el disponer de un entorno estimulante y conectado, tanto respecto al espacio físico como ecosistema humano. Y son los espacios de coworking los que están dando la mejor respuesta a ese reto. El coworking es el lado derecho del cerebro si el izquierdo son aquellas oficinas distribuidas en cubículos y con reparto administrativo del trabajo.

Por Manuel Angel López – Abogado para músicos

 

 

 

¡¡Feliz #coworkingday !!